El conjunto armero cederá una pieza al conjunto cántabro para apuntalar su defensa

La SD Eibar está obsesionado por solucionar de una vez el agujero que dejó Rubén Peña y trabaja en el fichaje de Aitor Buñuel, lateral del Racing de Santander, por el que pagarán 500.000 euros al conjunto cántabro. A cambio, el central argentino Esteban Burgos se irá cedido y volverá a ponerse a las órdenes de un Cristóbal que ya lo tuvo en el Alcorcón.

El Racing de Santander ha dado en la tecla con la llegada al banquillo de un Cristóbal Parralo que en dos partidos parecía devolver el espíritu competitivo. Sin embargo, ante el Elche afloraron de nuevo los mismos fantasmas defensivos, con errores que hacen difícil competir. Por eso urgen refuerzos en esa zona.

Porque Cristóbal dispuso de inicio a la pareja de veteranos formada por Alexis Ruano y Jordi Figueras, que se mostraron lentos en la marca y fallones al corte. Las ideas del nuevo entrenador empiezan a calar y tienen muy buena pinta, pero deben solucionar esos problemas defensivos cuanto antes.

Esteban Burgos refuerzo de lujo para el Racing

Pero para que el salto de calidad sea definitivo el Racing va a hacer todo lo posible por aumentar las posibilidades de la plantilla en el mercado de invierno. Para ello, a fin de ajustar las cuentas y tener más margen salarial para fichar algún jugador de garantías, primero hay que liberar algunas fichas.

El que más opciones tiene es uno de sus jugadores con mejor cartel, Aitor Buñuel, que termina contrato el próximo 30 de junio. El artífice del gol que dio el ascenso al conjunto cántabro, además, está completando una excelente temporada y es un habitual de las convocatorias de la Selección Sub21. El Athletic lo quería gratis, en junio, pero el Eibar se ha adelantado.

Esteban Burgos

Un Eibar que desde que se fue Rubén Peña no ha encontrado un jugador que profundice igual por la banda derecha. Ni Tejero ni Correa convencen a un Mendilibar que ha pedido a Buñuel de forma urgente. El Eibar abonará 500.000 euros e incluirá la cesión del central Esteban Burgos. De esta forma, Cristóbal podrá poner su defensa de tres y dar salida a Óscar Gil.