Lápida musical en ¡Boom! priva a Los Dispersos del ansiado bote

Nuevamente, el equipo sensación se ha quedado cerca del gran triunfo

¡Boom! sigue adelante con sus episodios, donde la emoción y las grandes sorpresas se toman el plató del programa. Allí, Los dispersos siguen acumulando capítulos, buscando llegar a la bomba final y alcanzar el gran premio. Sin lugar a dudas, Juanra Bonet y el público se asombran con cada prueba que supera la escuadra del momento.

Recordemos que ¡Boom! es un formato algo especial, el cual se ha instalado en el corazón de la audiencia desde 2014, fecha en que fue su estreno. En él, han habido desde la primera temporada varios equipos, quienes han culminado su participación con el gran premio a bordo y con ciertos récords.

¡Boom!
Los Dispersos se quedaron a una respuesta del gran botín

Nuevamente Los Dispersos, se han visto en aprietos en la fase final de ¡Boom! 

En 2019 llegaron Los Dispersos, quienes se han mantenido por más de 200 episodios, pero tienen algo pendiente: el bote final. A este, ya han llegado en más de una ocasión, pero en todas siempre ha faltado algo para llevarse el acumulado. Esto volvió a suceder en el último capítulo del programa, donde una pregunta les negó el triunfo.

Como es costumbre, Los Dispersos han realizado un gran programa, con muchos plenos y contundencia, pero la llegada de la bomba final trajo una sorpresa inesperada al equipo. Todo giró en torno al personaje de Marilyn Monroe y uno de sus vestidos, algo que confundió mucho a todos los integrantes del cuadro sensación.

Marilyn Monroe puso en aprietos a Los dispersos en la gran bomba final

“El mítico vestido blanco que usa Marilyn Monroe en la tentación vive arriba fue diseñado por”, fue la cuestión que se planteó el programa para Los dispersos. Desde el inicio, M.A tenía un presentimiento sobre ello, pero no le tuvieron en cuenta. Finalmente, el tiempo se agotó a falta de esa sola pregunta.

La respuesta era William Travilla, algo que dejó perplejos a Los Dispersos, quienes no se imaginaban lo que era. Incluso, el propio Juanra Bonet se lamentó por la oportunidad de oro que perdieron ellos, de obtener el bote de 1.830.000 euros. Sin dudas, fue un programa más emotivo de lo normal.

Sálvame