Laporta quiere en el FC Barcelona al jugador franquicia de la Real Sociedad

El mediocampista ofensivo podría llegar a un grande del mundo

El mediocampista de 23 años Mikel Oyarzabal jugador franquicia de la Real Sociedad. Está a punto de jugar con los mejores del planeta, así lo ha expresado el presidente de el FC Barcelona Joan Laporta. Quien en las últimas horas comunicó a las directivas del club Reala su interés por el joven jugador. Mikel no ha jugado en otro club que no sea el cuadro txuri-urdin.

Su excelente rendimiento lo convierte en uno de los hombres intocables por Imanol Alguacil y el más ofensivo en la parcela deportiva de la Real Sociedad. El club blanquiazul desea seguir reteniendo al jugador, pero de sobra saben que el jugador desea tener una oportunidad como esta, de pasar a un grande de España y el mundo.

jugador franquicia Real
Mikel Oryazabal es el jugador franquicia que está buscando el FC Barcelona para empoderar su ataque al máximo

Las grandes características del jugador franquicia de la Real Sociedad Mikel Oryazabal que lo ponen cerca de el FC Barcelona

En su retorno a la presidencia de el FC Barcelona, Joan Laporta tiene un objetivo clarísimo. Devolver los días de gloria en el que el mundo solo hablaba del cuadro catalán como el mejor del planeta. Y para lograr ello necesita de los mejores en todas las posiciones. Por ello tanto Laporta como Koeman piensan que el jugador franquicia del cuadro txuri-urdin es el indicado para dicha parcela.

Oryazabal quien inició su carrera deportiva en las fuerzas básicas de la Real Sociedad y que debutó en el equipo de primera en 2015. Ha alcanzado un nivel increíble que lo pone incluso en la selección absoluta de España. Además de tener buen capacidad de gol, es el mejor socio para los atacantes repartiendo claras opciones de cara al arco rival.

La Real Sociedad podría hacer buena caja por el jugador franquicia Oryazabal

El joven jugador es sin duda el futbolista más caro de la plantilla que dirige Alguacil. Sus grandes capacidades combinada con una corta edad lo cotizan en casi 70 millones de euros. El club reala tiene en las manos una mina de oro en la que tiene dos opciones. La primera es conservar al jugador con una posibilidad de que su precio disminuya en el futuro.

O la segunda y más rentable es hacer una buena caja por el jugador y de paso cumplir con el sueño del mediocampista en probar suerte lejos de casa. Aunque el club catalán no ha mencionado cifras, si estarían dispuestos a ofrecer una oferta cercana a los 70 kilos. De momento no se conoce las aspiraciones del club donostiarra ni se ha manifestado con el interés del cuadro azulgrana.