La fractura sufrida por el piloto catalán en Jerez podría dar lugar a que la marca nipona empiece a buscar sustituos hasta su recuperación

La aparatosa y fuerte caída de Marc Márquez el pasado fin de semana en Jerez, cita inaugural del campeonato de MotoGP de este 2020, hace que el piloto catalán prácticamente diga adiós a buena parte de la temporada del posconfinamiento. Una caída que acabó con sus opciones en el GP de España.

En el cual fue ganado por Fabio Quartararo, que le causó una fractura del brazo derecho: fractura completa del tercio medio del húmero con posible afectación del nervio radial y traumatismo torácico, según el doctor Xavier Mir. Será intervenido este mismo martes en Barcelona y, en principio, se perdería varias carreras.

Marc Márquez
Honda empieza a buscar alternativas ante la lesión de Marc Márquez

La rotura de Marc Márquez hace a Honda buscar ya a Pol Espargaró

Sin embargo, y como algo a prestar atención por parte del ’93’ de Honda, es que, pese a que su operación estará reciente, quiere llegar a correr en la carrera de Brno, ubicada en República Checa, que tendrá lugar en la tercera prueba del Mundial, por lo que en Honda empiezan a asustarse por una recaída de su lesión.

Es por eso que los nipones han empezado a barajar distintas opciones determinando el tiempo en el que el vigente campeón pueda estar fuera de las pistas. Y es que, aunque de inicio Honda ha manifestado que no va a sustituirle en el Gran Premio de Andalucía, también en Jerez, sí tienen alternativas por si se agrava.

Esto es que seguirían contando con su hermano Álex, como estaba previsto hasta final de temporada, pero surgen las llamadas al que será el futuro compañero de Marc Márquez en 2021, Pol Espargaró, piloto que actualmente corre con la KTM y ésta no le dejaría salir tan fácil de lo acordado.

Márquez
Marc Márquez podría tener sustitutos antes de tiempo

La alternativa está en subir a Bradl a la Honda

Pese a ello, la de Pol seguiría siendo la favorita, con la opción de intercambiar, momentáneamente, a sus pilotos reservas, el japonés Hiroshi Aoyama, o el alemán Stefan Bradl, para que el pequeño de los Espargaró pueda hacer ya su incorporación a la Repsol Honda, siempre y cuando la recuperación del mayor de los Márquez vaya para largo.

Si esto no funciona, Honda quiere tener en mente acabar de la mejor forma una temporada que será un tanto inusal y de la que no se sabe a ciencia cierta como acabará este calendario, por lo que hasta que haga su regreso, Stefan Bradl tendría la mejor oportunidad para montarse en la Honda RC213V.