Las broncas más gordas de la reina Letizia durante su reinado

Repasamos la trayectoria desde su llegada a La Zarzuela y las polémicas en las que irremediablemente se ha visto envuelta

La reina Letizia es una de las personalidades más influyentes de España. Por tanto, cualquier cosa que dice o hace es analizado con lupa. Desde que llego a La Casa Real se ha visto envuelta en numerosas polémicas. Desde líos familiares, disciplina con sus hijas, discusiones con su marido Felipe VI o desafortunadas fotos sacadas de contexto. No es nada fácil pasar de una familia normal a la Familia Real. Y menos con la que está cayendo.

Por este motivo, como son muchos lo momentos incómodos de la reina Letizia Ortíz, trataremos de resumir los más importantes. Una joven asturiana que vino a Madrid a cumplir su sueño de ser periodista. Y que ahora es la Reina de España. Por el camino ha tenido multitud de experiencias, buenas y malas, que están en boca de todos.

La reina Letizia

Saltarse cumpleaños

Cuando eres la Reina de España, se analiza al detalle cada día. Por eso, alguien como la reina Letizia tiene que pensar dos veces antes de actuar. Porque el simple hecho de acudir o no a una fiesta de cumpleaños puede tener represalias. Hablamos de cumpleaños de la realeza, como Pilar de Borbón o Pablo de Grecia.

¿Por qué supone una bronca que no vaya a una fiesta? Bueno, porque el rey Felipe VI sí que acudió a esos festejos. Y cuando la reina no cumple con sus obligaciones propias de reina, los comentarios se suceden. Muchos le acusaron entonces de soberbia, aunque se justificó aludiendo a alguna enfermedad de sus hijas.

El Día de la Hispanidad

Uno de los días más importantes en La Casa Real es el 12 de octubre. Con motivo del Día de la Hispanidad, el rey Felipe VI lidera el desfile por las calles de Madrid. Son muchos los curiosos que abarrotan las aceras para ver de cerca a los Reyes de España.

Por eso, es muy importante el momento en el que la reina Letizia saluda a la multitud desde su coche. Porque un momento tan breve no puede ser más importante. Y a Letizia se la vio mirando el móvil a la vez que saludaba. Por este motivo, fue considerado como una falta de respeto enorme hacia el pueblo. O al menos así lo vieron algunas personas.

Conmemoración del fin de la Primera Guerra Mundial

A la Reina Letizia se le analiza con especial inquina cuando no acude a un acto oficial. Un ejemplo fueron la jura del cargo Mariano Rajoy y Pedro Sánchez. Es cierto que no tenía obligación de asistir, pero las comparaciones son odiosas. Sofía siempre iba. También fue sonada la manifestación de Barcelona por los actos terroristas de 2017.

Pero sin lugar a dudas cuando más se criticó a la reina Letizia fue tras los actos de conmemoración del fin de la Primera Guerra Mundial. La mujer de Pedro Sánchez, Begoña Gómez sí que acudió. De hecho, se acusó a la esposa del presidente de suplantar a la reina Letizia.

La reprimenda de la reina Sofía

Una de las fotos que más guerra han dado a La Casa Real fue la tomada en 2013. En la imagen se podía observar a la reina Letizia recibiendo una bronca de su suegra, la reina Sofía. Todo este tipo de comentarios hay que ponerlos en cuarentena, pero las apariencias eran esas.

La reina Letizia

Es posible que fuese un gesto casual en la foto. Pero no se habló de otra cosa que no fuera el severo correctivo de la reina Sofía. Aunque la versión oficial desmintió que se tratara de una bronca, es cierto que a Sofía nunca le gustó Letizia. De hecho esta no fue la única bronca entre ellas.

Discusión con Felipe VI en plena calle

Vaya por delante que no hay ni imágenes ni nada que demuestre que esto ocurrió de verdad. Sin embargo, los vecinos sí que coinciden que lo que pasó. Y es que, la reina Letizia y su marido, el rey Felipe VI, tuvieron una acalorada discusión en plena calle.

Fue cuando ambos todavía eran príncipes, en la localidad de Somosaguas, muy cerca de Madrid. Al parecer se dirigían a una fiesta. Pero la discusión fue subiendo de tono y para evitar el escándalo, volvieron a meterse rápidamente en su casa.

La reina Letizia en la Misa de Pascua

El incidente de la Misa de Pascua es, seguramente, el más gordo de todos. Desde que es la Reina de España, Letizia siempre ha tenido que enfrentar numerosas problemas. Y, como hemos dicho antes, su relación con la reina Sofía no ha sido nunca del todo buena.

Ocurrió al final de la Misa de Pascua, cuando la reina Sofía se quiso hacer una fotografía con sus nietas, las princesas Leonor y Sofía. Sin embargo, para sorpresa de los allí presentes, Letizia se puso por delante para evitar la fotografía. Una actitud que fue rápidamente captada por las cámaras.

Las imágenes y los comentarios resultantes dieron la vuelta al mundo. Dicen que incluso, aquel día se molestó muchísimo el rey Felipe VI. Bastante tuvo con tratar de calmar un poco la situación, pero el enfado, aseguran las malas lenguas, le duró bastante tiempo.

Disciplina rigurosa de la reina Letizia a sus hijas

Muchos podrían pensar que ser hija de los Reyes de España es todo un lujo. Sin embargo, a juzgar por las normas impuestas por la reina Letizia, pocos niños se cambiarían por ellas. La exigencia ya se sabe que es muchísima cuando naces en La Casa Real. Eso conlleva unas responsabilidades y la necesidad de una educación especial.

La reina Letizia

Pero la reina Letizia, además, tiene sus propias normas. Leonor y Sofía tienen prohibido la conexión a Internet. Tampoco pueden ver la televisión en días de diario ni comer golosinas o productos rebozados. ¿Qué niño podría superar tantas restricciones hoy en día?

Por si fuera poco, la presión de la reina Letizia consiguió que se prohibiesen los teléfonos en el colegio al que van sus hijas. Es más, incluso logró que pudiesen entrar los propios guardaespaldas de la Casa Real. La seguridad de sus niñas estaba así garantizada, pero muchos padres del colegio protestaron airadamente.

Siempre con miedo al pasado de la reina Letizia

Como era de esperar, desde que se supo que el entonces Príncipe Felipe, tenía una relación seria con una mujer alejada de la realeza, La Casa Real comenzó a preparar el terreno. Porque sabían perfectamente que de llegar la entonces periodista Letizia Ortíz a Zarzuela, su pasado se iba a remover.

Vivimos en una sociedad morbosa, en la que simplemente hablar supuestamente prohibido ya hace que lo hagamos. Y hasta ser la Princesa Letizia y posterior reina Letizia, ni que decir tiene que la joven asturiana vivió su vida. Como todo estudiante tuvo sus aventuras.

Pero La Casa Real siempre ha tratado de tapar todo de forma hermética. Es difícil encontrar información. Lo que no se puede evitar es que familiares o amigos que hayan conocido bien a la ahora reina Letizia, hablen de ella y de su juventud. Hemos sabido que vendió cigarrillos de estudiante, que tuvo un matrimonio anterior y hay rumores de que tuvo un aborto, aunque nunca se demostró.

Cuéntame Antonio