Las cláusulas de rescisión de los jugadores de la Real Sociedad

El conjunto txuri urdin tiene bien atados a todas sus estrellas

La Real Sociedad es seguramente uno de los equipos con mayor número de jugadores que interesen a grandes clubes. Porque tienen una generación espectacular y han sabido hacer las cosas muy bien. Esta situación tiene la pega de que siempre haya alguna oferta por sus jugadores. Por eso es buen momento para analizar las cláusulas de la Real Sociedad.

La Real Sociedad tiene muy claro su modelo de club. La cantera de Zubieta produce camadas y camadas de jugadores. Y fuera solo se va al mercado para comprar jugadores realmente diferenciales. De ahí que ahora, el 11 tipo, sean todo canteranos, salvo los Monreal, Remiro, Mikel Merino, Silva, Januzaj e Isak.

cláusulas Real Sociedad
Los jugadores de la Real Sociedad celebran un gol

Cláusulas de 30 en adelante en la Real Sociedad

Con los canteranos la política es más o menos igual para todos. Si se sube al primer equipo ya se parte con una cláusula mínimo entre los 30 y los 40 millones de euros, que se sube a 50 cuando se renueva. Y los fichajes de fuera, como suelen ir precedidos de fuertes inversiones, se garantiza el futuro con cláusulas que pongan dificultades a los equipos que quieran venir a fichar a la Real Sociedad.

Tienen una cláusula de 50 millones Le Normand, Gorosabel, Guevara, Zubeldia, Bautista, Elustondo, Aihen, Sangalli o Merquelanz. Todos canteranos, a los que se suman también con 50 Portu o Sagnan. Por debajo, sorprende los 40 millones de Remiro, los 32 de Guridi o los 30 de Moyá. En cualquier caso parece poco probable que nadie vaya a hacerlas efectivas.

Mikel Oyarzabal el más caro

Pero seguro que a los aficionados de la Real Sociedad les interesa más las cláusulas de las grandes estrellas. El que más vale es la gran estrella, Mikel Oyarzabal, cuyo precio está en 75 millones de euros. Con 70 están Isak e Illarramendi. El resto de jugadores top tienen una cláusula de 60 millones de euros.

Es el caso de Mikel Merino, David Silva, Adnan Januzaj y Barrenetxea. El único caso que debería preocupar es la opción que mantiene el Borussia Dortmund de recompra sobre Isak. Si los alemanes ponen 30 millones, el sueco debería regresar. Por lo demás, parece que está bien cubierto el futuro de la plantilla.

La Real Sociedad pendiente de la última joya de la cantera del Racing de Santander

La Real Sociedad lleva mucho tiempo asistiendo a los partidos del Racing de Santander para tomar apuntes de Pablo Torre. El chaval, de apenas 17 años, tiene un potencial espectacular y está siendo uno de los más destacados en el resurgir del conjunto cántabro. Y no solo la Real Sociedad sigue sus pasos.

El Villarreal es otro de los que está muy pendiente. Pero el que inició la búsqueda fue el entrenador del filial de la Real Sociedad. Un Xabi Alonso que es rival del Racing de Santander en Segunda División B. Un grupo donde Pablo Torre está siendo uno de los jugadores más destacados.

Pablo Torre
Pablo Torre en un partido con el Racing de Santander

Xabi Alonso descubre a Pablo Torre

El interés ya venía desde el pasado verano, cuando Racing de Santander y Real Sociedad B se enfrentaron en un amistoso. Aquel día Pablo Torre, centrocampista de 17 años formado en la cantera racinguista, dio una completa exhibición. Y el nivel ha ido subiendo a lo largo de las jornadas disputadas en Segunda B.

Xabi Alonso vio desde el principio que era uno de esos jugadores muy aprovechables para la Real Sociedad. Pero en aquel momento no quiso remover nada. Sin embargo, ahora que ya se va mirando al futuro, para planificar los fichajes del próximo verano, el nombre se ha añadido a la lista de objetivos.

Xabi Alonso lo quiere en la Real Sociedad

Por eso ahora Xabi Alonso sí que ha aconsejado a la Real Sociedad que se trabaje en el fichaje de Pablo Torre, al que siguen otros como Villarreal CF, Betis o RCD Espanyol. La cláusula del chaval es muy asequible, 250.000 euros, aunque los cántabros están haciendo todo lo posible por renovar el contrato.

La idea de la Real Sociedad es adelantarse al Villarreal y fichar al jugador, en principio, para jugar en el filial. Pero ahora mismo Pablo Torre solo quiere centrarse en lograr el ascenso con su Racing de Santander y llegar a la élite. En verano seguramente sea uno de los culebrones que haya que seguir.

reconstrucción atlético