Las estrellas se fugan del Athletic