Las fiestas interminables de Maradona cuando jugaba en SSC Nápoles

Salta a la luz un documental que muestra la vida del astro argentino en crudo

El mundo entero está de luto, se ha muerto el que para la gran mayoría y junto a Pelé, era el mejor jugador de todos los tiempos. Diego Armando Maradona, más allá de ser un jugador excepcional, fue un personaje de dos caras, polémico por su forma de ser, y excéntrico desde sus adicciones. Al menos así lo relata un documental que se estrena a mitad del siguiente año.

Asif Kapadia ha creado la historia que muestra sus años más álgidos en este deporte, pero a la vez, los más concurridos desde su vida personal, que dividieron esto en dos. Se trata de un compuesto cargado de emociones, y de horas y horas de material demostrativo de lo que era el ‘Pelusa‘ en su época como jugador del Nápoles.

Maradona
El abogado de Maradona asegura que el hematoma subdural podría haberle costado la vida

Las fiestas de Maradona hoy son el foco de muchas críticas

No cabe duda que esto fue el principal argumento del documental, y es que Diego tenía dos vidas, una deportiva y una personal. La deportiva sin tachones, sin problemas, plagado de magia, y envuelto por el manto sagrado del talento descomunal. La personal, deteriorada, y hasta custodiada por familias mafiosas en Nápoles, la ciudad más peligrosa de Europa.

Se dice que Diego se intoxicaba de domingo a miércoles, con cocaina, otras drogas y prostitutas, dejando de jueves a d0omingo, el tiempo para enfocarse en lo suyo. Lo mejor era que siempre respondía, saltaba a la cancha y con el biotipo de todo menos de un deportista de alto rendimiento, volcaba el mundo a sus pies con sus goles de toda clase.

Dos mundiales, un mismo personaje, la gente llora al mejor de la historia en todo el mundo

En la retina de muchos podrá estar inmerso el escándalo, pero lo mejor es el recuerdo deportivo. En México 86, demostrando quién era, con aquel partido ante Inglaterra que significó en menos de 5 minutos, la demostración de picardía, y de magia. De la mano de Dios al mejor gol de todos los tiempos en la historia de los campeonatos mundiales de fútbol.

Así era Diego Armando Maradona, un genio, una figura irremplazable, un personaje venido de los suburbios de Buenos Aires, y creado para triunfar. Su legado es eterno, y los desfaces hubiesen podido marcar otras historia. Pero así son ellos, dejan de lado muchas cosas y prefieren algunas mucho más destructivas. Sesenta años de magia plasmados en el documental, no se lo pueden perder.

Munir Osasuna