Las goteras de San Mamés son más grandes de lo esperado (foto)