Las ocasiones falladas desvían el objetivo