Las opciones de que Postiga vaya al Sevilla empiezan a ser casi nulas