Las peñas del Levante confían en la «honorabilidad y la inocencia» de la plantilla