Las peñas expresan su «confianza plena en la inocencia y honorabilidad» de toda la plantilla