A la desesperada se mueven las directivas culés con tal de conformar la plantilla de cara a lo que resta de temporada

Ousmane Dembéle se ha lesionado de gravedad y el FC Barcelona se ha quedado sin uno de sus elementos de re cambio mejor valorados de la actualidad. Con el tiempo estimado de recuperación para el mosquito, al presidente, Josep María Bartomeu no le queda otra que valorar alternativas que ya tiene bastante perfiladas.

Una a una ya se dejan caer, y si nada extraño ocurre, y gracias al periodo abierto por parte de la Federación podrían sumar hasta dos futbolistas para zonas de ataque. Lo primero es hallar un delantero centro tras el feo que ha hecho Valencia FC en el caso de Rodrigo Moreno, y de ahí en más las cosas van de la mano para ubicar extremos que aporten en esa labor de desequilibrio por las bandas.

Ousmane Dembélé

Christian Stuani es el mejor posicionado para la primera premisa. El delantero del Girona, viene anotando goles en todos sus juegos, y pese a caer a segunda, su rendimiento no ha dejado de ser excelente. Las directivas no pondría inconveniente todo debido a una cláusula que ha hecho firmar el sudamericano. El otro es Kevin Gameiro que del Valencia ve con buenos ojos una salida como revulsivo a su mal momento.

A Stuani le favorece su contrato y Bartomeu lo sabe

Con 20 goles en lo que va de temporada ha convencido a todo el mundo de que es una alternativa de mucho peso. Su precio es razonablemente bajo, y con 32 años se perfila bastante bien en relación a su rival. Lo de Gameiro es más complejo, piden 15 kilos, que consideran exagerados. Su rendimiento ha estado por debajo de sus aspiraciones esta temporada y eso es de por sí un condicionante importante.

Ya en tercera línea de prioridades, está el internacional colombiano ex Junior de Barranquilla, Carlos Bacca. En Villarreal está viendo complejas sus opciones de figurar y con casi 34 años se antoja difícil que lo pueda lograr. Más allá de haber anotado un par de goles, su presente es oscuro luego de la llegada de Paco Alcácer, y la irrupción de Gerard Moreno junto a Fer Niño.

Christian Stuani

Su precio de salida es el que más se ajusta, 5 millones de euros, aunque ese item es lo que por ahora menos se tiene en cuenta. Buscar por buscar no es un negocio, y como se han visto las gestiones de Abidal, a la cúpula le ha quedado una negativa experiencia en este tipo de apuestas. Serán semanas decisivas, pues hay que recordar que existen unos plazos en los que la Federación permite realizar las contrataciones, de ahí nada se puede vulnerar.

Síguenos en google news