El Leicester City, campeón de la Premier, gastó 30 millones € en fichajes