Levante y Alavés reparten fichajes en el descenso del Valladolid

Ya existen ofertas en concreto y una buena parte de la gestión adelantada en el hecho

Real Valladolid sigue sin levantar cabeza, y eso ha llevado a plantear el escenario de descenso no solo a ellos mismos, sino a sus rivales. Hoy aparece en el marco de LaLiga Santander la posibilidad de ver algunos de sus intérpretes en otros clubes, como es apenas normal. Las direcciones deportivas contrarias se han adelantado en analizar este hecho, y ya hay dos opciones en dos clubes distintos de cara al verano.

Tanto Levante como Alavés han identificado a ciertos jugadores con los que les gustaría contar. De hecho, estos futbolistas dentro del análisis pertinente han llegado a ser de lo mejor en materia de números y de composición en las plantillas utilizadas con mayor frecuencia por Sergio González. Óscar Plano y Fabián Orellana son los implicados.

Valladolid
Último encuentro oficial del Real Valladolid en LaLiga

Con los casos definidos, el descenso del Valladolid aún sin confirmarse podría adelantar el mercado para algunos de los voraces clubes en España

Empezando por Óscar plano y el interés del Levante, se ha llegado a decir que la oferta está corriendo. En pie de lucha se han metido los granotas que han visto como su fútbol ha ido en decadencia. Si bien han logrado sacar oro de roca sólida con su empate ante el FC Barcelona, son conscientes y el mismo Paco López que necesitan sumar talento.

Plano es un delantero de 30 años, que esta temporada ha anotado 4 goles entre suplencias y titularidades en 34 apariciones. Por otro lado Fabián Orellana, veterano extremo, mediocampista o mediapunta de 35 años ha ido tentando más allá de lo que ha sido su aparición al Alavés. Esta campaña ha aparecido y ha podido convertir 6 goles, siendo un elemento de vital importancia para mantener viva la ilusión hasta el final por parte de Ronaldo y todos los encargados del club.

El calendario del Valladolid prácticamente lo sentencia a muerte

Sobre el papel tiene la posibilidad de salvación, otra cosa es el análisis de sus chances. Primero deberá enfrentarse a la Real Sociedad y luego deberá hacerlo con el máximo favorito a quedarse con el título, el Atlético. Sus rivales no tienen margen de error, y al igual que ellos dependen de ganar bien sea para conseguir su cupo a copas o para asegurarse el objetivo de ganar LaLiga.

Con este panorama es muy complejo idealizar otro contexto, es realmente complejo el futuro del club de Pucela, donde inclusive ya se trabaja en la toma de decisiones como resultado al fracaso. El apartado de su cuerpo técnico y variantes en la dirección deportiva es lo primero, un efecto que hace unas semanas nadie podía definir aún con la ilusión de la permanencia.

Roberto Jiménez