El director deportivo armero cerca de desembarcar en el Benito Villamarín

El lavado de cara que prepara el Betis de cara al próximo curso puede llegar con Fran Garagarza, actual director deportivo del Eibar y que gracias a su gran trabajo en Ipurua puede tener la oportunidad de liderar uno de los proyectos más ambiciosos del campeonato como es el del conjunto verdiblanco.

Garagarza finaliza su contrato con el equipo armero en verano de 2020 y ya se le ha visto reunido con gente del Betis en un hotel de Bilbao. Ambas partes son conscientes de que su etapa en el Eibar está cerca de llegar a su fin y el conjunto bético no quiere perder el tiempo con el objetivo de atar a uno de los mejores directores deportivo del país.

Garagarza Betis

De hecho aunque el acuerdo no esté cerrado del todo Garagarza ya está pensando en cómo va a poder reforzar una plantilla con tantas necesidades como la del Betis. Así, lo normal es que el primer objetivo en el que se fije sea en su actual equipo, por lo que el Eibar ya sabe que se tiene que preparar para evitar una emboscada del todavía su director deportivo.

Nombres como Sergi Enrich o José Ángel ya han sido ligados al Betis con anterioridad, pero a ellos se pueden añadir otros tantos como Dmitrovic o Escalante. Garagarza sabe que el Eibar cada verano tiene que vender a uno o varios de sus jugadores y jugará con ello para reforzar al que parece que va a ser su nuevo equipo.

William Carvalho sale

Sergi Enrich Betis

Una lesión ha frenado a William Carvalho en este inicio de temporada y ha dejado a Rubi sin apenas efectivos para el puesto de mediocentro, por lo que se ha visto obligado a recurrir a Marc Bartra en varias ocasiones. El Betis empieza a estar cansado de la falta de adaptación del centrocampista luso y para nada se descarta su salida en enero.

De hecho el cuadro verdiblanco es consciente de que William Carvalho tiene un gran cartel en dos ligas europeas como la italiana y la portuguesa, donde hay varios equipos interesados, entre ellos el Sporting de Portugal que buscaría su regreso. Eso sí, el gran escollo es su precio de salida, ya que el Betis pretende recuperar los 20 millones de euros que invirtió en su fichaje.