Lo que Rosell quiere ocultar: Neymar cobra más que Messi

Neymar y Messi en el Camp Nou. Imagen: Agencias

Cuando Florentino fue a Brasil a fichar a Neymar se encontró con un escollo insalvable: Sandro Rosell había pagado 40 millones de euros dos años atrás al padre del futbolista para garantizar su fichaje. Una estrategia que el propio presidente del Madrid había empleado años atrás con Luis Figo y su agente. Si el los blanco querían hacerse con el crack brasileño, debían empezar por abonar esos 40 millones al padre del jugador (ya que esté estaba obligados a devolvérselos al Barça) y después tocaba negociar con el Santos, que finalmente vendió al futbolista por 57 millones de euros. En total casi 100 millones que hicieron al presidente madridista decir que no podían asumir el coste del fichaje.

Son esos 40 millones de euros los que ahora amargan la vida a  Rosell, ya que un socio, que asegura tener claro que el presidente no se quedó con ellos, quiere que se expliquen bien las cuentas. Hasta ahora, un contrato de confidencialidad había permitido salvar el escollo, pero si los tribunales lo demandan, Rosell y su Junta no tendrán más remedio que explicar donde se invirtieron esos millones. Y es ahí donde radica el problema, ya que no se pueden incluir como parte del traspaso y el Barcelona tampoco parece interesado en que eso sea así.

La realidad es que esa cifra no es más que una prima encubierta, de la que seguro Neymar se lleva una buena suma todos los años. 6 millones euros extra por cada temporada unidas a su salario de alrededor de 7. En total, Neymar podría estar recibiendo 13 millones de euros al año entre lo adelantado y lo que recibe actualmente. Eso le convertiría en el jugador mejor pagado por delante de Messi. Y eso es lo que Rosell no quiere desvelar.

obligaciones Laporta