Loreto la peluquera de First Dates que se tira al cuello en plena cena

La cita entre los peluqueros que casi termina como una película para adultos

Citas emotivas, llamativas, calientes, apasionantes, lujuriosas y la de Loreto y Emanuele, que por poco se convierte en algo más que una simple velada de First Dates. La madrileña es una peluquera de 23 años radicada en Madrid, quien aceptó que buscaba cualquier cosa en su visita al dating show. Lo que no esperaba es que se encontraría con un colega el cual se encargó de seducirla todo el tiempo.

A pesar de que Emanuele también es peluquero al igual que la chica, confesó que tuvo una mala experiencia con una de sus compañeras. “Tuve una relación con una compañera de profesión y no fue muy bien”. Sin embargo, al ver a la madrileña se le olvidó ese episodio puesto que ha quedado prendado a ella y muy ilusionado.

Loreto first dates
Ambos fueron imanes en el reservado de First Dates, y por poco avanzan a la siguiente fase.

Loreto y Emanuelle compaginaron casi al 100% y su cita de First Dates cegó el restaurante

La cita entre los dos peluqueros brilló tanto, que los presentes se dieron cuenta de la enorme química entre ambos. Y no solo se trajeron en lo físico, puesto que sus gustos eran casi similares. A ambos les gustan la misma música, la misma comida, y las mascotas, aunque el chico no tanto los gatos. “Me encantan los perros, pero los gatos no me gustan mucho. No es por nada, pero es que algunos son muy ariscos y no me hacen caso”.

Luego de la amena charla en la mesa, pasaron al reservado donde el “diablo tentador” como le dicen al italiano, logró hacer caer en su embrujo a la chica. Ambos decidieron jugar con las balotas, y a medida que pasaba el tiempo, la temperatura subía de manera exagerada. Lo que terminó con un inofensivo masaje, se fue convirtiendo en algo más, hasta llegar a un apasionado beso.

La escena no apta para menores de edad que protagonizaron Loreto y Emanuele en First Dates

Una de las balotas demandaba que la persona tenía que dar un beso “en la parte que más te guste, pero en la picha no, ¡eh!” dijo entre risas la madrileña. El comensal señaló su cuello, y la chica le embarró con tarta para hacerlo más interesante. Una cosa llevó a la otra y sin importar que los estuviesen viendo, Loreto se abalanzó encima del italiano para besarlo con más pasión.

Ambos no tenían frenos y por poco incendian el sillón donde estaban. Sin embargo, decidieron aplazarlo para terminar en un lugar sin cámaras. Como era de esperarse, los dos aceptaron tener una segunda oportunidad para finiquitar lo que en First Dates iniciaron. Loreto exclamó, “es mi prototipo de chico y quiero seguir conociéndolo a ver qué tal”. Mientras que Emanuele sentenció “me ha gustado mucho”.

Iker Jiménez