Los 2 equipos favoritos para sacar a Kevin Durant de Brooklyn Nets

El jugador estadounidense ya tiene lista en mano de los equipos que desea jugar

Pese a las esperanzas de los Nets en que Kevin Durant cambiara de opinión, nada parece poder hacer que el alero se quede en Brooklyn. El jugador tiene claro que quiere salir de la franquicia neoyorquina, y de hecho ya tiene una lista de destinos preferidos, donde están 76ers y los Boston Celtics.

Así lo han asegurado varios medios de comunicación, quienes afirman además que muchos altos cargos de las oficinas de Pensilvania están intentando acelerar las negociaciones para hacerse con KD. Los 76ers unirían así al alero con James Harden, que también salió de los Nets hace unos meses y Joel Embiid.

Durant Nets
Kevin Durant pide salir de Los Nets y hay dos posibles destinos

Kevin Durant se quiere ir de los Brooklyn Nets y una franquicia de NBA es la preferida

Según estas informaciones, este movimiento incluiría muy probablemente a Tobias Harris para cuadrar salarios y a Tyrese Maxey para dar a Brooklyn el talento joven que buscan, así como diversas rondas de draft. Todas estas estrategias sin duda tienen con mucha expectativa no solo a los jugadores, sino también a sus seguidores.

Más complejas se intuyen las negociaciones con los Celtics, cuyo nombre ya ha aparecido antes vinculado al de Durant. Kevin ya había hecho saber su deseo de acabar en Massachusetts, pero en Boston no parecen tener claro el proyecto que les ha llevado a las Finales de la NBA para realizar el traspaso.

Además, se conoce que el neoyorquino le gustaría jugar con Marcus Smart en Boston

Además, Begley asegura que uno de los motivos que han hecho al alero querer jugar en los verdes es la posibilidad de compartir equipo con Marcus Smart, quien, no obstante, señala que es muy posible que tenga que ser incluido en el paquete que reciba Brooklyn en un potencial acuerdo.

El avance de las semanas ha ido haciendo más evidente lo irrecuperable que es la relación de Kevin Durant con los neoyorquinos, pero la complejidad del movimiento hace que no esté claro cuándo puede saltar por fin la bomba. Esta, sin embargo, parece cada vez más cercana y muchos ya lo saben.

Juancho Hernangómez