Los 2 errores imperdonables de Florentino Fernández en Masterchef cuestan la final

Ainhoa Arteta, Josie y Nicolás Coronado se quedaron a las puertas de la gran final tras ser superados por sus compañeros

La gran final de Masterchef Celebrity 5 tuvo como grandes protagonistas a Florentino Fernández y a Raquel Meroño. Ambos concursantes se impusieron a sus compañeros en las dos primeras pruebas de la noche y consiguieron una plaza en la gran final del programa.

Sin embargo, el trabajo de uno de ellos quedó lastrado por dos errores imperdonables que no se pueden cometer en la gran final de Masterchef. Sin duda alguna, los errores marcaron la final, pues de no haberlos cometido, el resultado habría sido diferente.

Florentino Fernández Masterchef
Florentino Fernández perdió la gran final de Masterchef por dos errores claves

Así fue la gran final de Masterchef

La noche comenzó muy bien para Florentino Fernández, pues consiguió seguir los pasos de Dabiz Muñoz, replicar su elaboración y conseguir la primera chaquetilla de la noche. Una chaquetilla que emocionó al aspirante, quien ya había conseguido superar a su amigo Santiago Segura.

Por su parte, en la prueba de exteriores la mejor fue Raquel Meroño, quien incluso adelantó sus platos para cubrir el retraso de Nicolás Coronado. Finalmente fue la elegida por los jueces para la gran final, dejando fuera de la misma a Josie, el gran favorito de los espectadores.

Los errores que provocaron la derrota de Florentino Fernández

Una vez en la gran final, dos acontecimientos marcaron el desenlace. El primero tuvo lugar nada más comenzar, puesto que a Florentino Fernández se le olvidó la patata en el supermercado, algo que era clave para elaborar la parmentier que tenía preparada para su menú.

Pero no solo eso, sino que antes de finalizar su cocinado, también se percató de que faltaba la lima, que también era clave para uno de sus platos. Dos elaboraciones que los jueces echaron en falta y que provocaron que Raquel Meroño se proclamara como ganadora de Masterchef Celebrity 5.

lección Pablo