Los 5 resultados más sorprendentes de la selección española de fútbol

La selección española de fútbol tiene un historial increíble, así que, en teoría, ningún apostador deportivo debería temer apoyarla en las competiciones internacionales. Una Copa del Mundo y tres Eurocopas están muy bien. Sin embargo, y por desgracia para los seguidores españoles, a veces la selección puede sufrir graves contratiempos. Echemos un vistazo a algunos de sus días más oscuros.

5. Croacia 2-1 España (2016)

El primer partido de esta lista es también el más reciente, ya que se disputó hace apenas unos meses en el Campeonato Europeo de la UEFA de 2016 en Francia.

España llegó al campeonato como defensora del título y le tocó en suerte un grupo relativamente fácil. El primer partido estuvo a punto de terminar sin goles cuando Piqué marcó el gol de la victoria sobre la República Checa en los últimos minutos. Frente a Turquía consiguieron un 3-0 mucho más convincente y todo apuntaba a que el equipo se iba a clasificar como ganador del grupo D.

Sin embargo, a pesar de ponerse por delante de Croacia inicialmente en el minuto siete, España recibió sendos goles al final de cada mitad, perdiendo por 2-1 frente a sus rivales de Europa del Este, entregándole a Croacia el primer puesto y quedando condenada a enfrentarse a Italia en la ronda del día 16. Resumiendo, La Roja perdió por 2-0 frente a los Azzuri, por lo que regresó a casa pronto y no tuvo oportunidad de defender su título.

4. Portugal 4-0 España (2009)

Aunque la rivalidad entre España y su país vecino de la península ibérica es muy anterior al fútbol, esta se ha extendido a este deporte. Los partidos entre Portugal y España son siempre importantes y populares entre los apostadores. Desde 2009, las apuestas deportivas han proliferado en Internet y, por supuesto, existen muchas más opciones de juego online que entonces. En 2009, Portugal se enfrentó a España en Lisboa. Los portugueses les infligieron a los españoles su derrota más abultada en 47 años con una victoria por 4 a 0.

Los entonces campeones de Europa y del mundo no pudieron hacerles frente a los anfitriones, que habrían ganado por 5-0 de no ser por un gol marcado en fuera de juego. Su último encuentro había sido en la Copa del Mundo de Sudáfrica de 2010, en el que España eliminó a Portugal por 1-0 en el camino hacia su primer título de la Copa del Mundo. La venganza de Portugal fue particularmente humillante.

3. Japón 1-0 España (2012)

En 2012 España era la campeona del mundo reinante de la FIFA y había ganado dos Eurocopas consecutivas, así que no era de extrañar que los jugadores confiaran en llevarse una segunda medalla de oro olímpica en los Juegos de Londres de 2012. España había ganado anteriormente el oro en fútbol en Barcelona 92.

No obstante, su primer partido frente a los menos favoritos de la clasificación en Glasgow fue un desastre. A pesar de tener las mejores perspectivas, la defensa española se quedó confundida en un córner, permitiendo a Yuki Otsu marcar un gol en el minuto 34. Este fue el único gol del partido, así que España perdió por 1-0 después de quedarse sin un jugador justo antes del final de la primera mitad.

La selección no pudo conseguir una victoria crucial frente a Marruecos en Manchester, empatando a ceros y quedando eliminada de los Juegos Olímpicos antes de la fase de partidos definitorios. Con todo, un país hispanohablante, México, se llevó el oro ganándole por 2-1 a Brasil.

2. España 0-1 Irlanda del Norte (1982)

En 1982, España organizó la Copa del Mundo de la FIFA y marcó historia por ser el primer país en quedar eliminado de una Copa del Mundo en la tanda de penaltis. Pero para España este partido fue histórico por motivos mucho peores.

El debut de España en el campeonato fue abominable, empatando a uno con Honduras para después derrotar a Yugoslavia por 2-1. Sin embargo, en el partido final del grupo 5 la selección se enfrentó a Irlanda del Norte y fue derrotada en su propia casa.

Esta fue una derrota humillante para los anfitriones, que acabaron segundos de grupo después de perder contra Alemania Occidental en la siguiente ronda. Irlanda del Norte no parecía tener ninguna posibilidad en este partido, pero un gol de Gerry Armstrong al inicio de la segunda parte terminó por ser el gol de la victoria a pesar de que el equipo se quedó con 10 hombres apenas pasada una hora.

1. España 1-5 Holanda (2014)

En 2014 España llegó a la Copa del Mundo de la FIFA con dos títulos consecutivos del Campeonato de Europa y como actual campeona del mundo. Le había ganado a Holanda por 1-0 en Sudáfrica para hacerse con el título de la Copa del Mundo, así que, cuando Alonso forzó un penalti en la primera mitad, parecía que la historia se iba a repetir.

Sin embargo, los holandeses se repusieron y se alzaron con una victoria aplastante sobre los campeones del mundo. Robin Van Persie dio inicio a su venganza con un espectacular remate de cabeza de 14 metros justo antes del final de la primera parte, un gol que acabaría siendo uno de los cinco mejores del campeonato.

Arjen Robben le asestó el segundo gol a Iker Casillas dentro del área y Stefan de Vrij lo transformó en un 3-1 con un remate de cabeza muy ajustado en el minuto 65 del partido. España ya parecía derrotada cuando Van Persie marcó su segundo gol por un error no forzado de Casillas. El guardameta español recibió tarjeta por protestar, empeorando aún más la situación cuando Robben esquivó a dos defensas para marcarle otro gol más en el minuto 80.

Esta derrota por 5-1 ha sido la más aplastante sufrida por un país campeón reinante de la Copa del Mundo en toda la historia de esta competición, además de la mayor derrota de España en una Copa del Mundo en 64 años. Al final, España fue eliminada en la fase de grupos tras otra sorprendente derrota frente a Chile.

indiscutibles Atlético