Los administradores consideran culpable el concurso del Racing de Santander