Los asturianos pierden los tres puntos con la bocina – Real Oviedo (1-1) Numancia

LaLiga SmartBank-Jornada 10
Real Oviedo 1
Numancia 1
Ficha técnica
Real Oviedo: Champagne; Sangalli, Carlos Hernández, Christian Fernández, Mossa; Tejera, Lolo González (Jiimy, 59′), Bárcenas, Saúl Berjón; Joselu (Borja Sánchez, 59′), Ortuño (Ibra, 89′).

Numancia: Dani Barrio; Calero, Derik, Carlos Gutiérrez, Litri (Älex Sola, 6′); Escassi, Gus Ledes, Noguera (Higinio, 75′), Marc Mateu, Moha (Alain, 66′); Zlatanovic.

Goles: 1-0 Barcenas (17′), 1-1 Carlos Gutiérrez (90+1′).

Árbitro: Daniel Jesús Trujillo Suárez (comité tinerfeño). Amonestó a Bárcenas (54′), Tejera (63′), Noguera (65′), Alain (79′), Gus Ledes (87′).

Incidencias: Carlos Tartiere (12.006 espectadores).

Los sorianos encadenan ya 8 jornadas seguidas puntuando; por su parte, el Real Oviedo dormirá colista una semana más

Domingo con olor a fútbol en el Carlos Tartiere, con dos equipos en dos situaciones muy distintas. El Oviedo, que venía de conseguir su primera victoria de la temporada, volvía a casa para poder entregar su primera victoria como local a su afición y así poder abandonar el farolillo rojo. Por el otro lado, el Numancia llegaba a Oviedo con la intención de seguir sumando y continuar en la dinámica que le está llevando a estar en la zona noble de la tabla.

Echó a rodar el balón a las 16:00, con un Oviedo que rápidamente buscaba a los cuatro de arriba liderados por su pichichi Ortuño. En frente estaba un Numancia que se vio sorprendido por el juego local y que intentó hacerse fuerte con el balón en los pies.


Sin embargo, a los 2 minutos de comenzar el encuentro hubo un parón por la lesión del lateral izquierdo del equipo visitante, Litri, dejando su lugar a Álex Sola, que jugó todo el partido a pierna cambiada.

En el minuto 7, el capitán Marc Mateu avisó con un buen centro al área con intención, bien detenido por el meta local en dos tiempos. Tras el susto, el Real Oviedo se puso el mono de trabajo, y liderados por Saúl Berjón llegaron las mejores oportunidades para los asturianos. La primera llegó en un córner, en el minuto 12, cuyo remate se fue al poste y en la segunda jugada el balón fue sacado por un jugador visitante bajo palos.

Sin embargo, en el 16 llegaría el gol del Oviedo. Saúl Berjón, la pesadilla de la tarde para Iván Calero, sacó un buen centro desde su banda izquierda para que Joselu prolongara y, Yoel Bárcenas que llegaba libre de marca, empujara el balón al fondo de las mallas.

El partido se fue desarrollando poco a poco, ambos equipos buscaban hacer daño a su rival por medio de los centros. Calero y Sola por parte de los sorianos se sumaron en múltiples ocasiones al ataque, pero el Oviedo quería conseguir el 2-0 para intentar dejar encarrilado el encuentro. En el 40 a punto estuvo de llegar el segundo para el Oviedo. Saúl de nuevo ponía un gran balón para Ortuño, pero entre Dani Barrio y Carlos Gutiérrez consiguieron enviar el balón a saque de esquina. La última de la primera parte la tuvo Gus Ledes, pero su disparo se marchó desviado.

Tras el descanso, los sorianos salieron con otra cara, pero el Oviedo no se dejaba achantar. El Numancia lo seguía intentando por la banda de Calero, pero se acusaba la presencia de un rematador puro en el área, ya que Zlatanovic estaba bajando mucho a recibir.

Sin embargo, de nuevo el protagonista de la tarde, Saúl Berjón, volvió a crear otra ocasión manifiesta de gol. Tras un gran regate en la esquina a Calero, puso el balón raso para Tejero, quien remato hasta en dos ocasiones, pero entre el larguero y un gran Dani Barrio la jugada acabó en córner.

Pero dos minutos más tarde, en el 68, respondió el Numancia con la hasta ese momento jugada más clara para los visitantes. Marc Mateu ponía un gran centro bombeado al área para que Noguera rematara a bocajarro libre de marca, pero su disparo se encontró con Champagne.

A partir del minuto 70, empezaron los nervios para los locales, asustados por los fantasmas del pasado. El partido empezó a tener muchos parones y jugadores locales tendidos sobre el césped. Todo esto se juntaba con que cada saque de banda en ataque para los sorianos era como un córner gracias a los potentes saques realizados por Marc Mateu. El Numancia empezó a tener más la pelota, a atacar, y en el 71 Gus Ledes avisó con un gran disparo desde la frontal tras una contra de un córner botado por el Oviedo. Alain la pedía solo a su izquierda en una jugada que podría haber significado el 1 a 1.

En el 85, llegó una triple ocasión para el Numancia, pero que Champagne sacó tras tres grandes intervenciones. La primera fue de Alain, tras botar un córner directo a puerta. El rechace lo recogió Álex Sola, que remató desde la frontal y cuyo rechace cayó en los pies de Carlos Gutiérrez, quien volvió a chutar a una portería en la que se encontraba el héroe local.

El Numancia merecía el empate, y llegó en el minuto 90. Sacó de banda de nuevo Marc Mateu y, cómo si de una réplica se tratase, volvía a rematar Álex Sola para que finalmente fuese Carlos Gutiérrez el encargado de recoger el último remate y de introducir el balón en el fondo de las mallas.

La tuvo el Numancia en los minutos finales, pero Álex Sola se llenó de balón y se confundió en el último pase. Finalmente, reparto de puntos. Premio más que merecido para los sorianos y los carbayones volverán a dormir en la última posición, una posición de la que, con este juego, pronto saldrán.

© Copyright 2019 GOL digital ·