Los contactos de Leo Messi con Pep Guardiola generan las primeras sospechas “extradeportivas” en el FC Barcelona

Es la conversación de todos los barcelonistas estos días. La situación de Leo Messi está alcanzando un punto que parece no tener un retorno sencillo. El jugador argentino aún no ha decidido si renovará o no su contrato con la entidad azulgrana, y todo dependerá de una serie de factores que pueden condicionar, y mucho, el futuro más cercano de la entidad.

Leo Messi y Guardiola / Agencias

El jugador está pendiente de ver cómo avanza toda la polémica referente a la posible constitución de Cataluña como una República independiente de España. En el caso de que esto ocurriese, el jugador argentino no seguiría en el FC Barcelona, ya que no quiere poner en riesgo ni su salario -sería demasiado alto en el caso de que Cataluña tuviese que crear una nueva moneda-, así como su carrera deportiva en vistas de participar en una liga de menor rendimiento.

Por otro lado, cuenta con una oferta encima de la mesa del Manchester City, que le ofrecería casi 120 millones de euros de prima de fichaje en el caso de que aceptase firmar como agente libre en junio. Una suculenta oferta que le permitirá reunirse con Pep Guardiola, aunque el jugador sabe que hay algunas condiciones que también deberían ser analizadas en el caso de llegar a un acuerdo.

Estas razones serían las que han forzado a Ernesto Valverde a darle “descanso” ante un rival de tanta entidad como la Juventus de Turin. El descanso no es más que un castigo escondido, una forma de forzar una renovación que tiene una clara fecha de caducidad, el 1 de enero, y es que tristemente, tras tantos años en la élite, la continuidad de Leo Messi sigue una cuenta atrás.

Las confirmaciones, por parte del FC Barcelona, de que hay un acuerdo firmado no coinciden con las declaraciones y aptitudes de un jugador fundamental para el club, y que sorprendentemente, se perderá un partido clave para la entidad. ¿Qué será lo próximo?

© Copyright 2017 elGOLdigital ·