Los dos fichajes que necesita el Albacete para huir del infierno

Interesante perspectiva, dos jugadores laboriosos y con oficio para voltear la cara del club en este instante

Con un presente tan negro, el Albacete Balompié de la segunda división está a un paso de concretar un par de fichajes en este mercado invernal. Justamente ese momento ha llegado, y es que el tema ya no da para más, ocupan la casilla 23 y hoy por hoy se están asegurando un cupo pero para jugar la categoría inferior a partir de verano.

Así las cosas, empezarán una campaña masiva en medio de la cual se mejore sustancialmente el panorama, aprovechando el último respiro del mercado de invierno que aún está vigente. Muy lejos de lo que han proyectado, se indica que este par de fichajes serían el último intento, aunque estén fuera de órbita de las proyecciones iniciales que indicaban al menos 10 movimientos.

Alejandro Menéndez
Alejandro Menéndez entrenador del Albacete Balompíé

Los puestos están claros, los fichajes que van a llegar al Albacete ya están en ruta

No es momento de improvisar ni mucho menos, las directivas tienen claro el perfil y mucho más tienen claro los nombres. Así que las posiciones son: mediocampista y mediocentro o pivote defensivo. Ambas, vitales para reservar la identidad del equipo y para dar mucha solidez en una zona donde se marca la tendencia de un partido, o bien sea para ganarlo o para perderlo.

Hasta el momento solo han sumado a Tana, y han firmado la salida de Javi Navarro, de manera que los nombres de Sergio Aguza y Gus Ledes están supeditados a las exigencias usuales de un cuerpo técnico preocupado y con el agua al cuello tras los resultados paupérrimos que vienen acumulando. Se trata de dos jugadores de un corte muy dinámico y adaptados para este tipo de retos.

Almería y Castellón dispuestos a negociar por los dos futbolistas

Lo de Aguza está muy claro, el Almería le habría facilitado la salida por dos motivos, uno porque acaba de dar por finalizado su cesión al Cartagena y porque no va a contar para ellos en lo que resta de temporada. Mientras que Ledes vive un tema mucho más simple aún, ya que sin continuidad le han dejado a libertad la elección de su siguiente destino.

Ambos llegarían en formato de cedidos hasta final de temporada y se pueden adaptar de manera inmediata. No tienen inconvenientes físicos y desean jugar. Ahí se gana no solo equilibrio sino posibilidades estratégicas para ir sumando valores al esquema que viene implementando el entrenador en la búsqueda de un revulsivo natural. Tema en estudio.

Daniel Torres