Los fallos del Renault RS20 que pulir para el éxito de Fernando Alonso

En 2021 el equipo del rombo debe realizar cambios para situar al piloto español entre los mejores

Con el desembarco a Renault, Fernando Alonso, de manera inconsciente, ya presiona a su equipo a mejorar, pues la propia directiva admite que, además de la velocidad del monoplaza, el nuevo coche (Renault/Alpine) tendrá que ser más eficiente a la hora de aprovechar todo su potencial durante los fines de semana.

Desde la estrategia a las paradas en boxes y pasando por los procesos de puesta a punto y evolución durante un fin de semana de competición. Pero, sin duda, y algo bien a considerar por parte del piloto español, es que sabe que no llega al equipo más rápido de la categoría, pero lo cierto es que en algún momento pueden dar señales de que estarán ahí.

Renault tendrá que ser más eficiente y evolucionar mejor para optar a cosas importantes con Fernando Alonso

Por ello, y para repercutir de la mejor manera hacia el futuro, observamos que tanto Renault como Fernando Alonso deberán poner toda su atención en la parte aerodinámica de un coche que, si bien no está donde se presupone que debería estar el asturiano, sí que puede dar unos pasos adelnate.

Por ejemplo, en la temporada 2020 Renault (y el mismo Fernando Alonso) vieron que el coche amarillo no está demasiado lejos de la cabeza en circuito de poca carga. De hecho, los mejores reusltados del año (exceptuando los dos podios de Nurburgring y Shakir) fueron en Spa y Monza. Dos trazados de mucha velocidad punta y poca curva.

Dentro de Renault se conoce que luchan para el 2021 para aportar a Fernnado Alonso un coche que peca de inconsistencia. En ello, hasta el verano, el Renault destacaba precisamente en pistas de baja carga aerodinámica, pero sufría en trazados más completos como Barcelona o Portimao.

Renault Fernando Alonso
Renault y Fernando Alonso deberán abordar temas como la mejora en el motor

Equilibrar la inconsistencia del Renault en función del circuito

Un desequilibrio que se vio en función del circuito, el cual desapareció, pero los bajones no, y no siempre estuvieron relacionados con el coche: hubo estrategias mejorables. Otro aspecto muy bien a atender de cara al próximo curso tiene que ver con el motor. Porque no está a demnasiada distancia…

Pero ya en Abu Dhabi se observó que falta un plus para alcanzar a Honda o Mercedes, sobre todo a Honda. A la cual, en la primera parte del año se supo medir e, incluso, superar en diferentes carreras. En este sentido, Renault y Fernando Alonso tienen que ver mejoras notables en un aspecto que es lo que más ilusiones despierta de cara a la nueva regallmentación.

En 2020 se aparcaron las evoluciones de la actual, que en cualquier caso ya había mejorado. Tuvieron el segundo propulsor de la parrilla por detrás de Mercedes y con ventaja sobre Honda y Ferrari, y no les afectaron negativamente las numerosas directivas de la FIA relacionadas con el flujo de combustible o la implementación de modos exclusivos para clasificación.

Alpine A521