Los fichajes más desastrosos (V) : Marcelo Sosa

Corría el verano del 2004 y un nuevo jugador llegaba al Atlético de Madrid, era conocido como Marcelo “El Pato” Sosa. Todo parecía perfecto en el Vicente Calderón, el día de su puesta de largo como nuevo futbolista rojiblanco. Tras las pertinentes fotos “El pato” se dispuso a dar unos toques de balón, con la desgracia de que a los dos toques se cayó de culo, nada bueno hizo presagiar ese instante que le acompañaría durante su periplo en el club del manzanares.
El jugador que vino para aportar clase al centro del campo, lo único que pudo demostrar, en lo poco que jugó fue sus duras entradas en el que más de uno se podría haber quedado sin pierna. A la siguiente temporada el club lo cedió al Osasuna, allí tampoco pudo demostrar su gran futbol y más que el campo, (solo disputó 11 partidos) lo único que visitó con asiduidad fue la enfermería. Tras su periplo por España, decidió volver a Sudamérica, donde jugó en Argentina, México y Uruguay. Hace unas temporadas volvió a Saltar a la fama en España por despeinar a Cristiano Ronaldo en un amistoso del Real Madrid contra el Peñarol, club en el que militaba por entonces. Actualmente juega en el Danubio.

extremo atlético