Los fichajes más desastrosos (VI) Robert Prosinecki

Tras conseguir una Copa de Europa con el Estrella Roja de Belgrado, Prosinecki se encumbró como una estrella y todos los grandes equipos intentaron ficharlo, pero fue el Real Madrid quien se llevó el gato al agua por unos mil millones de las antiguas pesetas. Una de sus primeras declaraciones fue «Sé que fumar no es bueno para un deportista, pero me relaja. Es el único vicio que tengo. Además, nadie vive cien años». El jugador poco pudo hacer en el Real Madrid donde apenas jugaba y cuando lo hacia se lesionaba, al final fue cedido al Oviedo y pasó por equipos como el Sevilla o el Barcelona, en todos su actuación fue muy pobre .
“El Lesionecki”, como era conocido por sus continuas lesiones, acabó retirándose en 2003 en el ZK Zagreb.

También te puede interesar: Peores fichajes de la historia (V): Pato Sosa

planes Laporta