El AC Milan sigue sin dar con la tecla y dejará en bandeja fichajes importantes para Sevilla FC o Atlético de Madrid

El AC Milan es uno de los mejores equipos de la historia del fútbol. Así, al menos, lo avala su sala de trofeos, donde aguardan 7 Copas de Europa, 18 Ligas Italianas, 2 Recopas de Europa, 5 Supercopas de Europa o 1 Mundial de Clubes. Sin embargo, en la actualidad atraviesan un calvario del que no terminan nunca de salir.

Porque cuando murió la última generación histórica, la de los Seedorf, Pirlo, Gattuso, Maldini, Inzaghi y compañía, el equipo entró en una grave crisis económica. Tras conquistar en 2007 la séptima y última Champions que figura en su palmarés, tan solo en 2012 se alcanzó los cuartos de final y desde 2014 ni siquiera ha sido capaz de disputar la Liga de Campeones.

AC Milan

Esto ha generado la compra del club a varios grupos inversores que han ido despilfarrando millones sin acertar nunca. Porque los grandes jugadores hoy en día no quieren fichar por al AC Milan, que termina pagando auténticas millonadas por jugadores de segunda fila que después no cumplen sus objetivos.

Enésima revolución

Tras volver a quedar fuera de las cuatro plazas que dan acceso a la Liga de Campeones, el AC Milan deberá afrontar una nueva revolución este verano. Tres jugadores muy importantes podrían salir, bien porque el equipo necesita vender para poder fichar o bien porque hay pesos pesados que quieren afrontar retos importantes.

En una u otra situación aparecen tres futbolistas de gran cartel. Se trata del potente centrocampista Franck Kessie, el joven y talentoso portero Gianluigi Donnarumma y el cotizado Suso. Tres futbolistas que interesan a muchísimos clubes de Europa, pero que tienen especial afinidad con Sevilla FC y Atlético de Madrid.

Suso

El español es el jugador pretendido tanto por los hispalenses, para cubrir la baja de Pablo Sarabia, como del Atlético de Madrid, si finalmente no puede hacerse con James Rodríguez. Su cláusula está valorada en 40 millones de euros, una cantidad asequible en términos del mercado actual y sobre todo teniendo en cuenta el gran potencial.

La guerra está servida

La guerra ya ha empezado. Porque son muchos los fichajes que enfrentan a Sevilla y Atlético esta temporada. Incluso chocan en objetivos complementarios. Un caso es del citado Franck Kessie. Es el elegido del Atlético de Madrid para tapar la posible salida de un Thomas con ofertas suculentas de la Premier.

Pero el Sevilla FC ya trabajó desde el verano pasado muchísimo en la contratación de Bakayoko. Precisamente el ex del Chelsea es el compañero en la medular de Kessie, por lo que el AC Milan jamas se desprendería de los dos al mismo tiempo. Es decir, si el Atlético ficha a Kessie el Sevilla se olvida de Bakayoko, y al revés.

Por último queda un Gianluigi Donnarumma que a sus 20 años está considerado uno de los mejores porteros de futuro. Con la sombra del PSG que amenaza la cláusula de Oblak, sería una más que bonita oportunidad del Atlético para fichar un relevo de plenas garantías y con toda la carrera por delante.