«Los jugadores deben quitarse la autopresión»