Los jugadores del Barça comen juntos antes de la rúa en la Masia Can Ferran