Los paradones dificultan su renovación