Los seguidores de la UD invaden la carretera