Los tatuajes de Vanesa en First Dates espantan a su cita

La comensal asegura que su cuerpo es un lienzo divino

Nada más entrando al restaurante de Cuatro, Lidia Torrent quedó paralizada cuando vio a Vanesa haciendo su aparición magistral en First Dates. Y es que la mujer deja un huella bastante imborrable al lugar donde va. La razón son sus muchos tatuajes por todo el cuerpo, que según ella, le alcanzan a cubrir el 80%.

“Llevo el 80% de mi piel tatuada, no voy a llegar al 100% porque voy a dejar la cara tal cual está, pero es que es un estilo de vida. Empecé hace muchos años, no es una moda. Los necesito y me gustan”. La comensal también aseguró que vienen al dating show en busca de otros objetivos muy diferentes a conseguir pareja estable.

first dates Vanesa
La chica contó que no venía a First Dates en busca de pareja estable, sino en plan de amigos.

Más allá de conseguir una pareja estable, Vanesa quiere un gran amigo en First Dates

“Una chica como yo no se suele ver muy a menudo, y si a eso le sumas el tamaño de mi cuerpo, creo que le impongo a los hombres. A First dates vengo a buscar un buen amigo, no una pareja estable”. Luego agregó. “Quiero algo más abierto, porque el tema del sexo es importante, y debería serlo para todos. Es un estímulo, una descarga, es necesario. La persona que esté conmigo le tiene que gustar, que descubramos cosas nuevas. Que se quiera a sí mismo, a su cuerpo y al mío, claro”.

Su cita fue Pedro, un tatuador de Valencia que afirmó en su presentación “quiero vivir, quiero sentir y quiero estar siempre feliz”. La primera impresión del chico hacia Vanesa fue positiva, “Es súper atractiva, una chica que entrena y me encantan los cuerpos musculados. Un bombón”. Sin embargo, hubo un detalle que no le agradó mucho. “Va un poquito demasiado tatuada para mi gusto…”

Entre tatuajes se entendieron y todo fue un éxito en First Dates

Los productores del dating show dieron en el clavo cuando juntaron a un tatuador y una mujer amante de este arte. Sin embargo, las conversaciones en la mesa fueron más allá de la tinta. La chica habló de sus pasatiempos sexuales, y le contó a su cita. “Soy muy de juguetes, de hecho tengo tres modelos de Satisfayer diferentes”.

Pedro quedó un poco anodadado y exclamó “¿Hay tantos? ¡Joder!”. Lo cierto es que su amor mutuo por los tatuajes fue lo que le dio el éxito a esta cita. Vanesa fue la primera en decir que si quería una segunda cita pues “es muy divertido y tenemos muchas cosas por descubrir”. Pedro por su parte también aceptó salir con ella por que “Me ha parecido una chavala encantadora y tengo que hacerle un tatuaje”.

Rafa Pasapalabra