Lucas Pérez cuenta al detalle los problemas de Abelardo y el Alavés

El delantero ha dejado expuestas sus sensaciones, y sobre todo se ha dedicado a hablar del último partido

En detalle lo que haya podido suceder entre Abelardo y Lucas Pérez es cosa del pasado, Alavés ha tomado la decisión de relevarle al entrenador y ahora trabaja de la mano de Pablo Machín. Al menos así lo han querido promocionar al interior del grupo, una vez que se ha conseguido arañar un punto en su visita al Nuevo San Mamés.

Y es que ha sido la ocasión perfecta, un momento para dejar de hablar de las molestias para enfocarse en el camino de futuro en el equipo. El delantero ha sido concreto, y manifestando la exigencia y lo que se han esforzado por conseguir ese punto ha abierto una polémica sobre esta situación. No fue fácil, se han enfrentado al campeón de la Supercopa y doble finalista de Copa del Rey.

Precio Lucas Pérez
El conflicto interno en Alavés que reduce el precio de ficha por Lucas Pérez

De borrado a titular, el cambio radical de Lucas Pérez en el Alavés que deja entre dicho la figura de Abelardo

Una de las preguntas ha sido justamente esa, en donde al delantero se le ha cuestionado sobre su actualidad. No tuvo muchas palabras para referirse justamente al tema, más bien ha dejado fluir el mismo haciendo referencia a los trabajos actuales. Que ha pasado a ser titular bajo el mando de Machín si, lo entiende, pero sea lo que haya sido el pasado allá está ha dado a entender.

Solo piensa en trabajar, de hecho tiene al frente un partido vital contra la SD Huesca, uno de los equipos que mejor viene haciendo las cosas y que ahora mismo se ha logrado salir tras muchas jornadas de la zona de candela. Confiado en que van a conseguir los objetivos ha saltado de su sitio, y quiere marcar una tendencia en el club al final de este curso.

Confianza a pleno por parte de Lucas Pérez hace soñar a la afición

Una cosa es con Abelardo y otra bien diferente con Machín. A Lucas Pérez se le vio incisivo y muy determinante en el desempeño del partido. De hecho, ha trabajado bien, y más allá de haber pasado unos primeros 30 minutos muy complejos se han podido superar y sacar un punto de una cancha tan difícil. Sobre el rival ha dejado caer todos los elogios, y ha motivado a los suyos por ir creciendo.

No es sencillo trabajar de cero con un entrenador nuevo. Los conceptos, las formas, y todo lo referente a ello ha cambiado. Mostrar una cara diferente es apenas una obligación y las pocas jornadas que quedan serán muy importantes en esa vía. Luchará hasta el final, y se sueña viendo al Alavés sosteniendo la categoría. Así están las cosas.

Alavés Calleja