La aspirante demostró en el programa de citas ser una persona muy cabal e hizo sorprender a los seguidores que no dudaron en aplaudirle

A lo largo de los cientos de programas en los que First Dates nos ha presentado a unas y a otras parejas y sus mayores preferencias, esta vez el programa de citas nos dejó con una de las grandes comensales que hicieron su participación en el espacio de Cuatro, presentado por Carlos Sobera. Hablamos de Lucía.

La cual, tanto ella como Santiago, quien iba a ser su compañero de cena en el restaurante de First Dates, acudieron con la esperanza de encontrar el amor, algo de lo que ambos se mostraron muy decididos a medida que fue avanzando el espacio, pero lo cierto es que ella fue la protagonista absoluta de la velada.

First Dates
First Dates nos presentó a Lucía, la concursante más sentimental

Su carácter cautivó a los espectadores de First Dates

Y no por su encuentro con Santiago, que también, sino por su carácter cautivador que marcó el rumbo de la comensal. Así, Lucía es una joven madrileña que en su presentación afirmó que “la parte de mi cuerpo que más me gusta es mi forma de ser”, y añadió que “me considero moderna choni porque me gusta ir en playeras con vestido o pantalones ajustados”.

Esto fue lo que hizo llamar más la atención de los espectadores. Mientras, en la cena, los nervios les jugaron mala pasada, pero hablaron de sus gustos, aficiones, mascotas, proyectos de futuro, música… “me gusta mucho el reguetón”, comentó Lucía, a lo que Santiago contestó: “Eso es un pestiñazo”.

Por su parte, Santiago se puede decir que tuvo más de un patinazo, principalmente desde que entró, ya que a su llegada le confesó a Lidia Torrent que su chica ideal era su hermana gemela. “Marisa Zapata, tiene mi toque entre el flequillo, lo maja que es…”. La camarera le quiso poner aprueba y llamó a las hermanas para a ver si el aspirante a encontrar el amor las reconocía. Y así fue, reconoció a Marisa.

First Dates
Santiago y Lucía no quisieron tener una nueva cita

Pero ninguno quiso tener una segunda cita

Al tiempo, Lucía también explicó que no le gusta la política ni hablar de ella. “Yo he votado en blanco. No me gusta ninguno. Es que no estoy puesta”, contestó Laura al salir esta pregunta. “¿Tú primera votación en blanco? ¿En serio? ¡Qué valor! ¿Y en qué estás puesta?”, le repreguntó Santiago, su cita, al escuchar su respuesta.

“En la fiesta, aunque en verdad, no sé”, respondió entre risas. Finalmente, tanto él como ella no quisieron tener una segunda cita. A ella no le gustó “ni la cena ni su forma de ser”. A pesar de que no triunfó en el amor Lucía demostró ser una joven muy madura y con un mensaje que demuestra lo importante que es tener una buena autoestima.