Luis Miguel a saco a First Dates a por Sobera y el camarero

El presentador con el firme objetivo de no dejar nada en el dating show

Este 2022 ha iniciado bastante activo para Carlos Sobera en First Dates, y es que el presentador ya suma otro corazón roto, el de Luis Miguel. El maquillador de 22 años no dudó en cortejar al vasco, y aceptó que es uno de los hombres más deseados de la televisión española. “Es un Sugar Daddy en potencia. Quiero que me sobe entera” comentó con risa nerviosa el comensal.

El catalán admitió que Sobera es tan guapo, que lo preferiría mil veces a él que a Matías Roure, y eso que el argentino también es muy bien parecido para el comensal. “El barman está muy bueno, pero Sobera es Sobera…” sentenció el barcelonés, que por desgracia no tendrá oportunidad con ninguno puesto que ya están comprometidos.

Luis Miguel First Dates
Luis Miguel y Adrián se lo pasaron muy agradable pero no lograron conectar.

En ocasiones es Luis Miguel y en otras es Luisa, la comensal explicó su identidad de género en First Dates

El maquillador profesional quien llegó al restaurante de Cuatro luciendo como mujer, explico como se define. “Soy una persona no binaria. Me considero mitad chico, mitad chica. Tengo unos amigos que a veces me llaman Luisa y, en otras ocasiones, me llaman Luis. Me es igual”. Minutos después, llegó Adrián, su cita.

El comensal de origen catalán, es un panadero de profesión, y también aclaró su inclinación sexual. “Mi padre se piensa que soy gay porque estoy gordo y que cuando adelgace me gustarán las chicas. Pero no, a mí me gustan los hombres desde que tengo uso de razón”. Luego de ello, los dos se conocieron en la barra, y Adrián le comentó a su cita. “Me suena mucho tu cara”.

Luis Miguel y Adrián no encontraron el punto de equilibrio en First Dates

Aunque los dos catalanes tuvieron una velada agradable y cómoda, no pudieron sentir algo fuerte y más allá de la amistad. A pesar de que Luis Miguel se abrió ante Adrián, contándole, “Quiero encontrar a alguien con quien compartir mis sentimientos”, el panadero no le correspondió y luego le comentó, “Prefiero echar un ‘kiki’ que darme un beso con un chico”.

Adrián también se sintió liberado al comentarle a su cita que “Tengo más de 15.000 seguidores por enseñar mi cuerpo, y eso que antes me daba vergüenza porque un gordo no sube fotos sin camiseta”. En la decisión final, el panadero sentenció, “Somos incompatibles, pero como amigo, aquí me tiene”, así mismo coincidió Luis Miguel o Luisa.

Tupper Club