Luka Modric, centrocampista total, por @Alvaro_varito

Mi intención aquí no es explicar quién es Luka Modric, ya que supongo que todo el mundo lo conoce muy bien, más después de los auténticos partidazos que se está marcando desde el final de la temporada pasada. Mi intención aquí es destacar esas virtudes que lo hacen un centrocampista total, un jugador imprescindible para Carlo Ancelotti. Cabe destacar 3 aspectos de su fútbol: trabajo defensivo, salida de balón y, para mí, lo que lo hace totalmente determinante, esa parte de mediapunta  que lleva dentro que lo convierte en un jugador capaz de controlar perfectamente el juego entre líneas en zonas cercanas al área rival y dar el importantísimo último pase.

Con la baja de Xabi Alonso e Illarramendi es sobre Modric donde cae la responsabilidad de dar equilibrio y sentido al juego del equipo, el croata es quien tiene que marcar el ritmo, cuándo atacar rápido y cuándo pausar el tempo para recolocar filas. La realidad es que Luka lo está bordando, con cada partido que pasa es capaz de abarcar más zonas del terreno de juego.

En tareas defensivas tampoco se queda corto, aprendió mucho de Mourinho, y está aprendiendo de Ancelotti la virtud de presionar de manera inteligente el centro del campo rival sin perder su posición y que le ganen la espalda con facilidad. Cabe destacar que el trabajo defensivo de Modric causó que el público del Santiago Bernabéu coreara su nombre en el partido contra el Athletic de Bilbao, con eso debería de estar todo dicho.

Cerca del área rival es una seria amenaza para el otro equipo. Luka domina tanto la asociación con el resto de compañeros en poco espacio como el arte del último pase, la virtud de la asistencia. Todo esto sin mencionar la cantidad de regates y movimientos con balón que controla el croata. Se ha convertido sin duda, en uno de los hombres más importantes en el esquema de Ancelotti.

Barcelona presidente