Maniobra estelar en la Ruleta de la Suerte confirma exitazo de Jorge Fernández

El espacio ganó así la partida a sus competidores

Como ya ocurriera en las audiencias del pasado mes de marzo, las de abril han vuelto a marcar el récord del mes con mayor consumo de la historia de la televisión, esto, especialmente debido al confinamiento. Sin embargo, cadenas como la de Antena 3 han empleado estrategias extraordinarias con programas como el de ‘La Ruleta de la Suerte’.

Presentado por Jorge Férnández, su espacio (y otros que le competen a Atresmedia) se vieron decididos a no acudir a la realización de nuevos programas, teniendo que ver, sobre todo, a que habría que evitar el riesgo de contagios, evitando la expansión y propagación del virus. Por lo que tuvieron que tirar de hemeroteca.

No fueron los únicos: ‘Zapaeando’, el programa de la primera hora de las tardes con el humorista Dani Mateo al mando también lo hicieron, pero sus resultados fueron muy debajo. Tanto es así, que a través de las reposiciones de las mejores actuaciones de su historia, consiguieron ser el mes más visto de su historia.

Algo que coincide, al mismo tiempo, con su 14 años en antena, por lo que la celebración en la zona de ‘La Ruleta de la suerte’ fue doble, tanto para el equipo de Jorge Férnandez, como de los altos cargos y dirigentes del grupo de Atresmedia, que también han recogido parte de ese éxito de la cadena.

Estos indicadores muestran que la propia Atresmedia TV tuvo un 25,9% de audiencia y sube al 26% en Prime Time, franja en la que vuelve a ser líder, así como el grupo que consigue una mayor audiencia acumulada, y lo que supone que cada día más de 24,3 millones de personas contactan con alguno de sus canales durante al menos un minuto.

¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
El Real Zaragoza cobra venganza al Cádiz CF por fichaje de Pombo
Masterclass de Pedrerol en El Chiringuito deja una víctima hundida
Ultimo bochorno del presidente del FC Barcelona un pufo de 100 millones