Manipulación descarada en Pasapalabra para igualar el duelo entre Pablo y Javier

Enfado generalizado entre los espectadores del concurso de Antena 3 por la diferencia de dificultad

A pesar de que no es la primera vez que ocurre, las críticas contra Pasapalabra por la dificultad de los roscos de Pablo y Javier Dávila vuelven a amontonarse. Unas críticas que se han convertido en algo habitual día tras día contra el concurso, a quien acusan de manipular los resultados.

Y es que los espectadores consideran que la gran cantidad de empates que está teniendo lugar en los últimos días están debido a esto. Es por eso que ahora más que nunca, los espectadores han cargado con dureza contra Pasapalabra por la diferente dificultad con la que tiene que competir cada día los concursantes.

Pasapalabra Pablo
Los espectadores critican la diferente dificultad de los roscos de Pablo y Javier

Pablo, el gran perjudicado de Pasapalabra

Sin duda alguna, Pablo es el concursante de Pasapalabra que más críticas ha recibido en toda la historia del programa. No obstante, ahora los espectadores están defendiendo que tiene que competir contra su rival y contra las trabas que le pone el programa.

Un programa que, en otras ocasiones, ya se ha excusado asegurando que los roscos son aleatorios. Pero los espectadores no confían en esto y creen que están elegidos intencionadamente para concursante. De esta forma, uno de ellos tiene un rosco más fácil.

Las duras críticas contra Pasapalabra por faltas de respeto a Pablo

En esta ocasión, son muchos los espectadores que han tachado al concurso de fraude. Asimismo, consideran que es una falta de respeto continúa a Pablo por la diferencia de roscos abismal. De esta forma, han demostrado su indignación en las redes sociales por lo ocurrido.

No obstante, y como hemos comentado anteriormente, no es la primera vez que Pasapalabra recibe este tipo de críticas. Unas críticas que llevan sucediendo desde hace meses y que se han repetido con otros concursantes como Marta o Luis, quienes aseguran que también tenían roscos más fáciles.

El peor momento de Javier Dávila en Pasapalabra

Pasapalabra ha tenido un programa cargado de emoción desde el comienzo, pues Javier Dávila ha estado contra las cuerdas. Y es que el concursante no ha tenido su mejor día en la Silla Azul, a la que regresaba después de más de una semana en la que ha conseguido evitar a su mayor enemigo en el concurso.

Y es que, a pesar de su gran desempeño durante los más de 40 programas que acumula, la Silla Azul siempre ha sido su mayor enemigo. Algo que el propio concursante conoce, puesto que reconoce que se pone muy nervioso en la prueba inicial en la que se juega su puesto en el concurso de Antena 3.

Pasapalabra Javier Dávila
Sufrimiento máximo en Pasapalabra con Javier Dávila al borde de la eliminación

Javier Dávila y su temor a la Silla Azul

Pocos rivales consiguen desesperar tanto a Pablo como Javier Dávila. El concursante muestra un excelente nivel, pero hay una prueba que no se le da nada bien. Una prueba que tiene una importancia máxima en Pasapalabra, más aún teniendo a Pablo como contrincante.

Según ha revelado en el último programa el propio Javier Dávila, no lleva nada bien la silla azul. Una prueba determinante para decidir su futuro en el programa, puesto que de ella depende su permanencia. Según ha confesado, “no puede” con la silla azul, puesto que la lleva “muy mal”.

Javier Dávila se juega la eliminación en Pasapalabra

En esta ocasión, Javier Dávila ha vivido, tal y como él mismo ha confesado, su peor día en Pasapalabra. Y es que el concursante ha estado a punto de quedar eliminado, puesto que ha cometido un error que ha podido costarle muy caro. Un error que ha achacado a sus nervios en la prueba eliminatoria.

Tal y como ha comunicado el concursante, al momento de responder ha dudado y se ha equivocado. No obstante, finalmente ha conseguido eludir la eliminación, puesto que su contrincante ha fallado las dos preguntas. Eso sí, el mal comienzo le ha pasado factura, pues ha terminado sucumbiendo en El Rosco ante Pablo.

Bisbal Voz