Manu la lía en First Dates confesando a Angie su sueño loco

First Dates tiene el don de hacernos sorprender en cada ocasión para mostrarnos la singularidad de las personalides de cada uno de sus comensales, algunos de los cuales terminan recordándose más por su presentación que por cómo ha ido la cena. Es el caso, de nuevo, del espacio de Carlos Sobera con Manu.

El chico es un joven de Cantabria de 23 años, y que llegaba al programa de citas para encontrar el amor… pero su forma de presentarse quizá no fue lo mejor. Con todo, se hizo conocer montado en uno de sus patines: “Has alcanzado la barra del restaurante sobre ruedas, es una maravilla”, le decía Matías, de First Dates.

First Dates
La curiosidad que sorprendió a los espectadores de First Dates con Manu

El chico confesó que de pequeño “quería ser negro”

Ante el momento de empezar a hablar sobre él, ha sorprendido de una manera un tanto curiosa ante los espectadores. “Mi chica ideal es una chica negra, me gustan mucho, no sé por qué”, decía. ¿El motivo? El cántabro siempre ha soñado con ser de esta raza: “De pequeño quería ser negro y le preguntaba a mi madre que si me daba Cola Cao me volvería de color”.

Su cita fue Angie, una joven colombiana afincada en Tomelloso que señaló en su presentación de First Dates que “me gustaría encontrar una pareja estable, lo que pasa es que el entorno en el que me encuentro no me hace animarme a ello porque comenten muchas infidelidades”, explicó la comensal.

Al ver a su pareja en el programa, la chica se vio entusisasmada por Manu, de la que reconocía que “si me aseguran que firmando un papel los hijos con Manu me van a ser de mi color y con sus ojos azules, firmo”, dijo ella. Entre tanto, la cita de ambos fue todo un éxito, como se vio desde el primer momento, encantándose desde que se vieron, y con la que los dos ya imaginan una vida juntos.

First Dates
Angie y Manu congeniaron al instante en First Dates

Manu le plantó un beso a Angie como demsotraron de su buena química en First Dates

Todo ello se intensificó y se demostró aún más cuando, al finalizar la cena, los dos comensales terminaron por ir al privado donde no pararon de hacerse selfies y, de repente, Manu le plantó un beso a Angie: “Lo siento mucho, que la familia me perdone, pero la tenía que dar un beso”, dijo el santanderino.

En relación a ello, tanto Manu como Angie dijeron a todo que sí para tener una segunda cita fuera del restaurante de First Dates, para seguir conociéndose en profundidad. “Me lo he pasado súper bien con ella, es muy guapa y creo que me aportará cosas buenas”. Ella también quiso repetir: “Me ha parecido una persona muy agradable y muy tranquilo”, manifestaron.

¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
Zarpazo del CD Leganés al Cádiz CF con dinero de Braithwaite y En-Nesyri
Vergüenza ajena en ¡Ahora caigo! con dotes matemáticas de Arturo Valls
El fichaje que pide Luis Suárez al Atlético para ganar la Champions