María: “La victoria nos puede salir cara”