El piloto catalán sabe que tendrá que poner toda la artillería sobre la mesa para vencer a su hermano esta temporada

La disputa entre Marc Márquez y Álex Márquez esta temporada será de lo más disputada. Ambos pilotos, hermanos, saben a la perfección que deberán exprimir al máximo su moto. Sin embargo, la realidad es que muchos ya hablan de que ese será el duelo del año.

Claramente, Marc Márquez parte con ventaja. Hablamos del piloto principal de la escudería, así como del campeón del mundo. Es por ello, que nadie duda de que las metas de ambos deberían, a priori, ser diferentes. No olvidemos que es el año debut de Álex.

Marc Márquez

Sin embargo, Marc Márquez no se fía ni de su hermano, y ha decidido activar el plan B para conseguir garantizar que podrá ganar cuanto antes. Para ello, además del entrenamiento particular que ya ha comenzado (al igual que Álex), el mayor de los Márquez se ha puesto otra meta.

Marc Márquez deberá recortar sus vacaciones

Dicha meta no sería otra que comenzar a trabajar con la Honda antes, casi tres semanas antes de la fecha que se indicó. Una opción que claramente le daría una ventaja importante sobre su hermano. Conocer bien la moto, así como ayudar a mejorar lo que no funciona.

Marc Márquez

No hay que olvidar que Yamaha también se está preparando con el cuchillo entre los dientes, todo ello después de conocerse que la media de puntos por carrera de Yamaha ha sido, inclusive, mejor que la de Honda. Algo que puede sorprender.