Marc Márquez aumenta su leyenda con su octavo título mundial

Son seis ya los mundiales que tiene en moto GP

El catalán Marc Márquez sigue escribiendo su historia en el motociclismo. Ya son ocho los campeonatos mundiales en su palmarés. Y este último lo ha certificado a falta de cuatro pruebas para el final. En Buriram, a Márquez le bastaba con meterle dos puntos a Dovizioso, pero el español celebró el mundial desde el primer cajón del podio mientras Dovi no pudo pasar de la cuarta plaza.

Quartararo defendía la pole en un intento más por conseguir su ansiada primera victoria en la categoría reina. Márquez salía desde la tercera posición, pero ya en la salida escaló hasta el segundo puesto. Por su parte, Dovi se ponía cuarto por detrás de Viñales. En la segunda vuelta hubo susto para Márquez, que se coló en una curva al intentar pasar a Quartararo, pero al menos mantuvo la segunda plaza.


Quartararo intentó tirar todo lo que podía para tratar de descolgarse. Consiguió alejar a Maverick e intentó sacarse a Márquez de la rueda de atrás. Las diferencias entre los pilotos del podio y el resto impidieron que se viesen demasiadas batallas por posición, tan solo la pasada de Joan Mir a Rossi en la vuelta 10 peleando por el octavo puesto.

En la cabeza de carrera seguía siendo un intercambio de vueltas rápidas personales. Quartararo consiguió abrir un hueco de más de medio segundo, pero a partir de ecuador, Marc volvió a recortar tiempo. Los dos pilotos rodaron vuelta a vuelta clavando tiempos y manteniendo la distancia mínima de dos décimas.

Entrando en las últimas cinco vueltas, Márquez hizo varios intentos de adelantar a Quartararo. El campeonato era prácticamente una realidad con las diferencias entre Viñales y Dovizioso. Finalmente, la carrera se decidió otra vez en la última vuelta. Márquez adelantó a Quartararo y, como en Misano, le volvió a dejar con la miel en los labios para proclamarse por octava ocasión campeón del mundo.

© Copyright 2019 GOL digital ·