First Dates

Marçel emplea focos de First Dates para lucha radical contra el fascismo

El comensal encontró en su cita alguien totalmente incompatible que hizo ensombrecer la búsqueda del amor ideal

First Dates nos trajo una de las citas más sorprendentes en cuanto a la búsqueda del amor entre los dos protagonistas y que no dejó buenas impresiones a uno de ellos, sobre todo porque su cita no sabía hablar realmente el castellano, lo que impidió por todos los medios que la noche saliera bien.

“Estoy disfrutando del poliamor, descubriendo las mil facetas que tengo sobre mi cuerpo, mi forma de ser y cómo quererme”, admitió Marçel, que le reconoció a Carlos Sobera que había ido al programa en busca de alguien que fuera “feminista, anti fascista, anti capitalista y muy radical con sus ideas”. Y añadió que “el fascismo nos va a comer vivos”.

First Dates
Marçel buscó en su cita de First Dates alguien radical

Marçel buscó que su cita tuviese claras las ideas de combatir contra el fascismo

Así, se puede decir que esta vez el espacio de citas de Cuatro no funcionó o, al menos, no acertaron de pleno a la hora de elegir esta pareja. Se trata de Marçel y Zan, quienes desde el principio han tenido más que problemas con el idioma. Para empezar, Zan, estudiante de moda, no supo hacer entenderse, por lo que con Marçel no lograron acomodarse de ninguna de las formas.

Sin embargo, más allá del idioma, éste no fue lo único en lo que no tenían puntos en común. Es el caso de Zan, un apasionado por el vestuario, que no obtuvo muy buena impresión de Marçel y es que esperaba a alguien más sofisticado. Es más, admitió que nunca había imaginado que su cita pudiera ser Marçel.

Eso sí, el barcelonés, por su parte, estaba muy contento con su cita ya que uno de sus propósitos es conocer a muchas personas extranjeras. “Me gustó que fuera una persona extranjera porque hay muchos en el mundo. Me gustaría conocerlos a todos y disfrutar con ellos”, dijo. Pero la cosa parece que quedó ahí.

First Dates
First Dates no acertó con Marçel y Zen

Los problemas con el idioma de Zen dificultaron aún más las cosas

Y es que en varios momentos de la cena, Zen quiso entablar una conversación más profunda con Marçel, pero por momentos utilizaba expresiones y palabras que su cita no sabía como atender, lo que hizo muy cuesta arriba que ambos quisieran tener una segunda impresión fuera del programa.

Es así que La decisión final no dejó lugar a las sorpresas, y tanto Zen como Marçel no encontraron similitudes que pudieran hacer algo favorable a su relación, donde ninguno quiso tener una segunda cita ya que “tengo la sensación de que buscamos cosas distintas”, señaló Marçel mientras se despedía con un abrazo de Zan.

¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
Ester Expósito entre los estrenos más bestias de Netflix en octubre 2020
The Good Doctor aclara el gran desencuentro del Dr Shaun
La Real Sociedad estudia 2 alternativas a Mario Hermoso