Marcelino hace frente a la actitud conformista que instauró Clemente en el Athletic

El entrenador asturiano trabaja para dotar de gen ganador a la plantilla

En las horas previas a la decisiva vuelta de las semifinales coperas, el entrenador del Athletic, Marcelino, trabaja en erradicar la actitud conformista de muchos jugadores. Una lacra que viene de lejos, ya que son ya muchos los años que los athleticzales se quejan de esa rémora que dejó Javier Clemente en sus años como entrenador.

Porque en Bilbao siempre hay una excusa recurrente. “Es que el mercado del Athletic es muy complicado”, “bastante ha hecho el Athletic sin poder fichar en las mismas condiciones”… la excusa de la filosofía ha terminado por calar en los aficionados y, lo que es peor, se ha trasladado a la plantilla.

actitud Athletic
Clemente ve la contratación de Marcelino como mala noticia para el Athletic

El conformismo instalado desde tiempos de Clemente

Los jugadores del Athletic no sienten la obligación de ganar, porque se saben en desigualdad de condiciones. Este mensaje lo repetía una y otra vez un Javier Clemente que ahora es el principal obstáculo para Marcelino. Bueno, más que Clemente, el mensaje de conformismo que se grabó a fuego.

Marcelino no entiende ni de filosofías ni de dinero ni de nada. Solo de trabajo, trabajo y trabajo. Al entrenador asturiano le fastidia perder y empatar. No digamos partidos que se pueden ganar de sobra y se empatan por pecar de poca ambición. Los últimos empates han despertado la bestia que hay en Marcelino.

El Athletic necesita cambiar de actitud

Y lo han hecho en las horas previas del decisivo encuentro de vuelta de las semifinales de la Copa del Rey. El Athletic tiene que abandonar cuanto antes la actitud conformista y poner los cinco sentidos en ser superiores al Levante UD. El gen ganador de Marcelino se debe contagiar a los jugadores.

Nunca hay que conformarse con el resultado, si dicho resultado se puede mejorar. En el fútbol al final se juega 11 contra 11. Y todos los equipos entrenan en igualdad de condiciones, así que en cultura del esfuerzo y en ambición el Athletic nunca puede ser inferior al rival.

política comunicación Athletic