Marina triunfa en First Dates al revelar su principal vicio

La comensal reveló un detalle bastante desagradable, pero al igual a su cita no le importó

A Marina le pareció muy prudente ser tan sincera en su cita de First Dates, pero su honestidad la puso en un aprieto momentáneo. La gaditana pidió a Verdu (su cita) que le contara algún secreto o alguna cosa que nadie supiera, para romper el hielo. El sevillano quedó algo pasmado y no sabía que responder.

La chica le ayudó diciendo “si, cuéntame algo del tipo, siempre me huelen los pies, algo chunguísimo. Yo, por ejemplo, me saco muchos mocos“. Verdu quedó algo descolocado, pero luego reaccionó a favor de la chica. “La gente no lo dice, pero lo hace el 99% de la población“. La gaditana replicó “Disfruto haciéndolo y tirándolos”.

first dates Marina
Marina también comentó que el contacto físico se le da muy difícil, algo que no entendió Verdu.

Superada la prueba de sinceridad. Marina y Verdu siguieron conociéndose en First Dates

El chico aceptó que “como buen andaluz me gusta la fiesta, el salir, estar con mis amigos, tomar cervecitas… la guasa que tenemos”. También comentó que es muy aficionado al equipo heliopolitano. “El Betis es lo primero, es sagrado. Quien me quiera lo tiene que hacer con mi equipo, aunque sea sevillista. También me gusta jugar a la PlayStation con mis amigos”.

En cuanto a la gaditana, contó que. “Tengo 58.000 aficiones. Me encanta el fútbol, por ejemplo. Todo lo que sea hacer cosas me gusta, no tengo aficiones fijas. La aventura es la principal”. Entre sus principales miedos está el del contacto físico a primera vista. “De primera toma de contacto me cuesta mucho el contacto físico”.

Verdu casi se gana un puño de Marina en el privado de First Dates

El sevillano se arriesgó sabiendo que Marina no le gusta que la toquen. Pues resulta que en el privado, ambos accedieron a jugar, y una de las pruebas era besar el cuello de la chica. Verdu ni corto ni perezoso, se abalanzó hacia la comensal y efectivamente la besó. La gaditana se puso muy seria y ante las cámaras exclamó, “eso me pasa en la calle y le arreo una…”.

A pesar del mal momento que pasó la chica en el privado, pesó más la buena compañía durante el resto de la velada y accedió a tener una segunda cita con Verdu. “Sería genial una segunda cita para ir a ver un partido del Betis, que lo tenemos pendiente”. El chico por su parte también quiso seguir conociendo a Marina pues “me lo que pasado muy bien con ella”.

Sindulfos Boom