Mario Gómez podría no encajar en el esquema de Pep Guardiola