Martin besa la gloria en la Volta a Catalunya más competida de los últimos años